Como siempre, un lugar impresionante